sábado, 9 de enero de 2016

CREAR AMBIENTES SERENOS Y ARMONIOSOS EN LA VIVIENDA

Desde siempre el hombre ha buscado armonía en el interior de los espacios en los que habita. El concepto de armonía en el espacio se expresa a través de la amplia y completa relación energética entre los elementos que componen el ambiente y los usuarios de los mismos.
Todo lo que nos rodea es energía, el universo, un río, un bosque, un pájaro, una carretera asfaltada o nuestra casa, tienen un valor energético capaza de influir en el entorno y en nosotros mismos. Esto mismo es válido para los objetos que producimos, un cuadro, un mueble o una escultura, fundamentan energéticamente el espacio en el cual vive el ser humano.
Los efectos del ambiente de la casa, colores, luces, muebles etc. son marcadores del bienestar físico, psíquico y espiritual de la persona que  la habita. Cada persona buscará el ambiente que sea más adecuado a sí misma.
HABITACIONES DE LA CASA
El Recibidor
Cuando se entra en una casa, hay que hacerlo con la mejor disposición de ánimo posible, es como entrar en relación con uno mismo y con nuestra parte más íntima, por lo tanto en el recibidor hemos de colocar los elementos que nos produzcan felicidad. Para los que entran en una casa éste será la primera impresión, un ambiente acogedor y luminoso indica una personalidad abierta a los demás.
Se tiene que “abrir” de forma natural hacia otros ambientes de la casa por lo que no es recomendable demasiados muebles ni puertas, sobre todo no hay que convertirlo en un armario para abrigos ni utilizarlo como almacén para dejar cualquier cosa cuando se entra.
Si por razones de espacio se entra directamente a la sala de estar, colocaremos elementos como maceteros, estanterías etc. para separar la entrada de este espacio. En el caso en que la entrada da directamente a un pasillo con una puerta enfrentada, lo ideal sería buscar una entrada alternativa, si no es posible es aconsejable colgar lámparas en uno o varios puntos dependiendo de la longitud y utilizar espejos en las zonas laterales.
La Cocina
Aunque actualmente la cocina es un lugar con múltiples funciones, no hemos de olvidar que su función principal es la de preparación de los alimentos. Los alimentos nos proporcionan la vida y la salud por lo que este espacio debería ser uno de los más cuidados de la casa.
En primer lugar hemos de atender a su situación dentro de la vivienda, La puerta de la cocina nunca debe estar en la entrada ni enfrentada a la de los baños ya que son espacios funcional y energéticamente muy distintos.
Hoy día es muy habitual por problemas de espacio utilizar la cocina o el salón para comer, sin embargo preparar alimentos, descansar y comer son acciones muy distintas que requieren espacios distintos para la correcta circulación de la energía. En el caso que no sea posible separar estos espacios, dispondremos de elementos móviles como biombos con los podremos separar los ambientes mientras comemos.
La cocina ha de estar bien iluminada y el fregadero se debe situar bajo la ventana, es conveniente que elementos vegetales como macetas de plantas aromáticas.
El Comedor
Como hemos visto hay que procurar ambientes únicos en la zona de comer, que ha de disponer de un espacio propio por pequeño que sea, si no es posible por espacio lo crearemos con elementos móviles como macetones o biombos durante la comida.
La Sala de estar
La sala de estar ha de ser el espacio más grande de la casa y se ha de ubicar al lado del recibidor al que se pueda acceder con facilidad.
Ninguna esquina o rincón ha de quedar libre y no debemos situar ningún sofá de espaldas a la puerta de entrada ni alienado con ella. Es recomendable que el televisor no permanezca visible cuando no se está usando, puede ocultarse tras un panel o cuadro.
El Dormitorio
Es el espacio más importante de la casa; en el dormitorio se desarrollan actividades primordiales para la vida, el descanso, el amor, la procreación y a veces, escenario del nacimiento, la enfermedad y la muerte.
Debería estar colocado en la parte posterior de la casa lo más alejado posible de la zona de estar
Lo ideal es colocar la cama en diagonal con respecto a la puerta evitando situarla alineadas con ésta.
El Cuarto de baño
En las viviendas actuales puede ser frecuente que el baño se sitúe al final del pasillo alineado con la puerta de entrada, como hemos visto esta situación ha de intentar corregirse buscando una entrada alternativa; en cualquier caso y si es la puerta del baño la que sitúa al final del pasillo hay que procurar que la energía no se focalice en ese punto, para ello una buena solución optar por puertas acristaladas o de espejos.
Para que sea un espacio energéticamente eficiente se han de colocar plantas sobre principalmente en los rincones. Uno de los factores fundamentales para la buena circulación de energía en los baños es que todos los elementos, tuberías, grifos, cisterna etc., funcionen correctamente.
En la medida que sea posible intentaremos separar el indoro de la zona de baño y ducha.
El estudio
Es un lugar donde se realizan actividades profesionales y de entretenimiento como la lectura. El orden, la armonía y la correcta circulación de energía son determinantes para trabajar con serenidad y conseguir buenos resultados.
Los libros que no se usan asiduamente han de estar en una biblioteca cerrada con puertas para no dar sensación de peso al espacio.
Es conveniente que el sillón o silla de trabajo tenga a sus espaldas una pared; en caso contrario debemos situarnos frente a una ventana y si no es posible colocar delante un cuadro agradable o bien un espejo que refleje la ventana.